Opiniones de Cristiandad oriental

Aquí tienes una lista de opiniones sobre Cristiandad oriental y puedes dar tu opinión sobre el tema.
Verás opiniones de la gente sobre Cristiandad oriental y descubrirás que dicen los demás respecto a Cristiandad oriental.
También podrás ver opiniones de de otros terminos. No olvides dejar tu opinión sobre este tema y los que están relacionados.



Cristiandad oriental, cristianismo oriental o iglesias orientales son denominaciones con las que se designa a la parte de la cristiandad, del cristianismo o a las iglesias (conceptos no estrictamente equivalentes) que se desarrollaron desde el cristianismo primitivo en las regiones del Imperio romano de Oriente o bizantino, en la órbita cultural tardohelenística de lengua griega (también se habla de cristiandad griega). Todas estas expresiones se utilizan habitualmente en oposición a los conceptos de cristiandad latina, cristiandad occidental, cristianismo occidental o iglesias occidentales.

Entre todos los autores de la patrística, la mayor parte de los cuales fueron "orientales", ocho recibieron el título de "doctor de la Iglesia", cuatro "de la Iglesia Occidental" y otros cuatro "de la Iglesia Oriental". Sus rivales teológicos fueron considerados heréticos, como Arrio o Nestorio. La expansión del nestorianismo por Asia oriental fue muy precoz (Sūtras de Jesús).

El cristianismo oriental ha desarrollado gran cantidad de estructuras y manifestaciones. Durante la Edad Media, Bizancio no pudo imponer la unidad religiosa ni uniformizar las manifestaciones religiosas de su ámbito cultural de forma tan clara como pudo hacerlo el Papa en el suyo. Ello se debió a varios factores: la pluralidad de sedes patriarcales en Oriente (Constantinopla era solamente una entre las demás -Antioquía, Alejandría y Jerusalén-), mientras que Roma (la sede apostólica de Pedro y Pablo), además de pretender la primacía sobre todas,​ era la única de Occidente; la mayor antigüedad de algunas de las comunidades cristianas orientales, que se remontaba en muchos casos a los primeros instantes del cristianismo; el particularismo propio de las culturas antiguas (mesopotámica, la persa, la egipcia), orgullosas de sus lenguas y tradiciones; la mayor gravitación del poder político del emperador bizantino sobre la iglesia bizantina​ (cesaropapismo, iconoclasia) que la que tuvo el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico sobre el papado (poderes universales, dominium mundi, querella de las investiduras); la expansión del Islam, que desde el siglo VII se impuso en el Próximo Oriente y el norte de África, etc.

El monacato surgió en Oriente (Macario el Viejo, Antonio Abad, Pablo de Tebas, Pacomio, María Egipcíaca, Simón el Estilita, David el Dendrita)​ y con el tiempo llegó a alcanzar un peso social e incluso político importantísimo, constituyéndose verdaderos Estados monásticos (Monte Athos).

La evangelización de la mayor parte de los pueblos eslavos, que se asentaron en Europa Oriental, se produjo desde Constantinopla a partir de la misión de Cirilo y Metodio (desde 862), trascendental no sólo para la extensión del cristianismo, sino para la estandarización de sus lenguas y culturas (alfabeto cirílico, eslavo eclesiástico).

La separación formal entre Oriente y Occidente se produjo en dos periodos durante la Edad Media: entre 858 y 867 el llamado cisma de Focio; y desde 1054 tras el llamado cisma de Oriente (patriarca Miguel Cerulario). Hubo un intento por restaurar la unidad en el Segundo Concilio de Lyon (1274), que no prosperó; y otro durante el concilio de Basilea-Ferrara-Florencia (1431-1445), en los años finales del Imperio Bizantino, previos a la toma de Constantinopla por los turcos (1453), al que acudió Juan VIII Paleólogo con el filósofo Pletón (de gran influencia en el humanismo renacentista occidental), el patriarca José II,​ 23 obispos metropolitanos e innumerables clérigos. Entre ellos Basilio Besarión e Isidoro de Kiev (que fue rechazado por los obispos rusos y ucranianos a su vuelta) destacaron por su defensa de la unificación, y terminaron su vida en Italia. El único obispo en negarse a reconocer la autoridad papal fue Marcos de Éfeso​ (tanto él como Focio son considerados santos por la iglesia ortodoxa).


En la imagen de abajo, puedes ver en una gráfica la evolución de las veces en las que la gente busca sobre Cristiandad oriental y un poco más abajo cuantas noticias se crean sobre Cristiandad oriental en los ultimos años.
Gracias a este gráfica, podemos ver el interés que tiene Cristiandad oriental y su popularidad hasta el dia de hoy.

¿Qué opinas sobre Cristiandad oriental?

Desde aquí puedes dejar tu opinión sobre Cristiandad oriental, también leer los comentarios y opiniones de las demás personas sobre este tema.
Es importante que todos dejemos nuestras opiniones sobre Cristiandad oriental para conocer esto mejor: